LEGIONELOSIS

ENFERMEDAD Y BACTERIA DE LA LEGIONELLA

¿ Qué es la Legionelosis?

 

La Legionelosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria aerobia cuyo nombre científico es Legionella pneumophila, que puede presentarse de dos formas diferentes:

  • Fiebre de Pontiac, de carácter leve y con síntomas similares a los de la gripe.
  • Enfermedad del Legionario, de carácter grave que se manifiesta en forma de neumonía pudiendo llegar a causar la muerte.

La bacteria de la legionela se encuentra en gran variedad de medios acuáticos como sistemas de refrigeración por agua (nebulizadores, condensadores o torres de refrigeración) aires acondicionados, bañeras, grifos, duchas y todo tipo de sistemas y conductos de distribución de aguas. El hábitat natural de Legionella pneumophilla son los ambientes acuáticos, en los que empieza a multiplicarse a temperaturas superiores a 25 º C, con un óptimo de 35 ºC.

La principal fuente de contagio de legionela se encuentra en las torres de refrigeración y en general en los sistemas de agua en los que la bacteria pueda dispersarse a través de aerosoles generados por estas instalaciones de agua. El control de esta bacteria se hace imprescindible en edificios de concurrencia pública como oficinas, hospitales, centros de negocios, centros comerciales, polideportivos, spas, hoteles, etc.

 

Consulta nuestros servicios de Calidad del Aire  –   Limpieza de conductores de aire acondicionado 

 

Prevención de la Legionelosis

La prevención de la legionelosis está orientada a mantener limpios y desinfectados todos los equipos e instalaciones que por sus características ofrezcan los medios susceptibles a la proliferación de esta bacteria.

Además de los habituales tratamientos de limpieza y desinfección a que se someten las torres de refrigeración y las instalaciones de agua caliente sanitaria, existen otros sistemas en los que conviene hacer hincapié en la realización de estos tratamientos preventivos: fuentes ornamentales, spas y depósitos de agua, ya que requieren igualmente limpiezas y desinfecciones periódicas, así como análisis y controles microbiológicos. También debemos incluir los sistemas de nebulización de agua en ambientes exteriores como terrazas de bares y restaurantes que en épocas veraniegas humidifican el ambiente para refrescarlo.

Causas y origen del contagio

Los aparatos y sistemas de agua que generan aerosoles durante su funcionamiento, si no están adecuadamente higienizados y desinfectados, la bacteria puede comenzar a multiplicarse y diseminarse a través de estos aerosoles, que son los que al ser inhalados por las personas pueden ocasionar la enfermedad en cualquiera de sus dos manifestaciones.

tratamientos contra la legionella 
control de la legionella

Contacta con nosotros, pide tu presupuesto

Al enviar este formulario confirma que ha leído y acepta expresamente nuestra Política de Privacidad